Education Center

SU MASCOTA Y SU BEBÉ

AYUDE A SU MASCOTA A ACOSTUMBRARSE A SU NUEVO BEBÉ

¡Usted no tiene que elegir entre uno y otro! Aprenda cómo:

  • Preparar a su mascota para la llegada del bebé.
  • Incluir a su mascota en sus actividades y brindarle la misma calidad de atención.
  • Alentar una relación positiva.

Ayudar a una mascota a acostumbrarse a la llegada de un nuevo bebé es casi como preparar a un niño pequeño para el mismo acontecimiento. Manejar la curiosidad, ansiedad y mayor necesidad de atención de su “niño” puede parecer agregar demasiados problemas a sus frenéticas actividades hogareñas.

Sin embargo, no tiene que excluir a su mascota de su hogar ni necesita tiempo extra (ni asistencia extra) para ayudar a Pionono a acostumbrarse a los grandes cambios venideros… sólo necesita aprovechar bien el tiempo que tiene.

Acostumbrarse” es el concepto más importante que debe recordar durante este importante momento de transición. Puede hacer ajustes graduales a su estilo de vida, haciendo que cada contacto con su bebé sea una experiencia positiva para su mascota. Además del bebé, Pionono necesitará ayuda para adaptarse a otros importantes cambios en su hogar:

  • Nuevos olores y sonidoss
  • Nuevas rutinas
  • Nuevo entorno físico
  • Nuevo rol y nueva jerarquía en la familia

Los cambios causan ansiedad a Pionono porque ellos, más que el bebé, son los que le causan problemas. Algunos de los cambios no se pueden evitar porque son parte de la responsabilidad de ser madre/padre. Sin embargo, puede impedir que usted y su mascota se sientan más ansiosos al comprender que estos cambios afectarán los aspectos de la vida que son más importantes para las mascotas. Póngase en el lugar de Pionono y haga gradualmente los ajustes… antes de que el bebé llegue.

LOS SONIDOS Y LOS OLORES

Su mascota es muy sensible a los olores y sonidos y utiliza estas habilidades especiales para reunir información, en particular sobre las nuevas situaciones. Desde el punto de vista de Pionono, usted y su hogar tienen olores identificadores específicos (casi como las huellas dactilares) que son exclusivamente suyos. También hay ciertos sonidos que Pionono considera “normales” en su hogar. Hasta los distintos tonos de su voz envía importantes mensajes a su mascota.

Su nuevo bebé en realidad no cambiará estos olores y sonidos que son parte de su identidad, pero la nueva llegada ciertamente agregará algunos muy distintos. Es importante que usted introduzca gradualmente estos olores y sonidos y en un entorno calmo y agradable.

Cada vez que introduzca algo nuevo, haga que la experiencia sea positiva. Acaricie a su mascota, déle snack y elógiela mucho cuando se comporte bien ante un nuevo sonido u olor extraño.

¡Relájese! Si está ansioso, su mascota también lo estará. Su mascota deberá tener recuerdos agradables de estas experiencias para que la llegada del bebé no parezca extraña ni amenazante.

Reconozca qué sonidos son normales en su hogar. Las mascotas (en particular los perros) tienden a sentirse alarmados y estar a la defensiva cuando escuchan un sonido inesperado. Tómese unos minutos para tomar conciencia de los sonidos usuales de su hogar, entre ellos las voces.

¿Es su hogar usualmente tranquilo y poco ruidoso? En ese caso, ¿cómo reacciona Pionono a los sonidos “extra” (aspiradora, pava, teléfono)? Si hay mucho trajín en su hogar en general, su mascota hasta podrá dormir con el ruido usual. ¿Pero cómo reacciona Pionono cuando algo inusual ocurre?

Cuánto más enérgicamente Pionono reacciona ante los sonidos inesperados, más importante es su tarea de ayudarlo a acostumbrarse a los “sonidos del bebé”, los cuales se convertirán en un componente regular de su hogar.

Reconozca qué olores son característicos en su hogar y en su persona. Esté consciente de los productos utilizados que ayudan a crear su “perfume individual” que es tan importante para su mascota: jabones, productos para el cuidado del cabello, dentífrico, desodorante, jabón para lavar la ropa, perfume de hombre, etc. Su hogar también tiene su propia mezcla de olores, además de su fragancia, que lo hacen familiar y seguro, tales como productos de limpieza, olores de la cocina y hasta el polvo.

Se debe agregar gradualmente cualquier nuevo olor en un periodo de semanas. Tenga conciencia de los efectos que estos cambios tienen en su mascota. Trate de mantener una parte de su hogar que huela “bien” para Pionono (lea la siguiente sección sobre el “El entorno”).

Tome prestados algunos sonidos y olores de bebé. Visite a una amiga que tenga un bebé (o vaya a una guardería) y grabe sonidos de bebé: gorjeos, risas, gritos, llantos, pataditas, etc. Maneje al bebé y absorba algunos de sus olores de la colonia, polvos y comidas. (¡Su propio bebé podrá tener un olor característico, pero puede llevar a su casa algunas muestras!)

Vaya directamente a su casa a pasar un tiempo positivo y relajado con su mascota. Dé a Pionono una comida, un masaje u otra experiencia agradable mientras el olor del bebé se mezcla con el suyo propio e introduce los sonidos grabados del bebé. Comience con un volumen relativamente bajo (valore esta posibilidad mientras pueda; ¡los bebés de verdad no vienen con un botón para bajar el volumen!). Si su mascota no reacciona enérgicamente ante los sonidos, aumente progresivamente el volumen a un nivel normal.

Cuando reproduzca la cinta, mire a su mascota y háblele con calma; llámela por su nombre. ¡Sonría! Esto agrega un tono especial a su voz que la ayuda a relajarse. Repita estas sesiones diariamente hasta la llegada del bebé.

Después de una semana, más o menos, agregue las fuentes reales de los olores a estas sesiones. Compre los productos que usará para su propio bebé y piense desde el punto de vista de su mascota. ¿Cómo huele el biberón de un bebé cuando está recién esterilizado y cuando está sucio? Ármese de coraje y pida prestado un pañal sucio para que su mascota se acostumbre a ese olor también.

¡Tome prestado a un bebé! Después de unas semanas, combine los sonidos y olores (los cuales resultarán conocidos para entonces) con el bullicio y la atención de un bebé que visita la familia. Éste es un excelente ensayo de la atención y los visitantes extras que usted y su bebé recibirán en las primeras semanas después del parto.

Después de traer al bebé a la casa, sea conciente de las formas en que usa su voz. ¿Sólo le habla a su mascota con tonos negativos cuando el bebé está en el cuarto (“no”, “fuera”, “no hagas eso”, “basta”)? Su mascota ciertamente asociará sentimientos negativos con la presencia del bebé. Mientras sostiene al bebé, sonría a su mascota y llámela por su nombre. Dé a su mascota un pequeño snack cuando alimenta al bebé para distraerla del olor de la comida. Haga que el tiempo que la mascota pasa con el bebé sea algo muy especial.

Si está decorando, reconstruyendo, remodelando, o simplemente reorganizando su casa, hágalo temprano. Permita que Pionono explore (bajo su supervisión) y luego exclúyalo de cualquier área en la cual no podrá ingresar cuando llegue su bebé. Las puertas mosquiteras son barreras excelentes y poco costosas para las áreas donde Pionono no podrá entrar (en particular, el cuarto del bebé). ¡Tanto él como usted podrán ver, oler y escuchar toda la acción!

¡ADVERTENCIA! Si el cuarto donde Pionono ya no podrá entrar ha sido su área favorita, este cambio será muy importante para él. Traslade las cosas favoritas de Pionono a otro lugar y acomódelas en el mismo orden, si fuera posible.

Para que Pionono tenga más confianza, asígnele un lugar cómodo y privado que pueda usar como un refugio seguro. Seleccione un área cuyo acceso pueda ser restringido, si fuera necesario. Esta sala de “descanso” debe incluir un cuenco de agua, una camita hecha con una toalla suave (o la camita de Pionono y alguna prenda sin lavar, tibia, que tenga el olor de usted, y una caja higiénica para los gatos. Su mascota podrá elegir refugiarse allí, o usted podrá elegir encerrar a Pionono en esta área segura cuando haya mucho trajín.

Pase algún tiempo de calidad con su mascota en este lugar cada día. Si debe encerrar a Pionono en esa área durante una hora, más o menos, no debe parecer como un castigo (lea el folleto de SmartHeart sobre cómo entrenar a un animal en una jaula y establecer una “zona segura”).

LA TRANSICIÓN —

Respete la necesidad de Pionono de descansar y tener privacidad, lo cual será particularmente importante cuando su bebé empiece a gatear. Además de un área de descanso, los gatos también deben tener acceso a muchas vías de escape y lugares donde esconderse y donde treparse.

LA RUTINA

LA PREPARACIÓN

La rutina es importante para las mascotas; quieren saber lo que deben esperar. Piense de antemano y comience progresivamente a establecer nuevas rutinas. Incluya en su ocupado horario al menos una vez por día que no pasará con el bebé para dedicarle un tiempo de calidad a Pionono, sin competir por su atención, ¡lo que es muy importante para ambos!

LA TRANSICIÓN

Algunos de los cambios en su rutina después de llegar el bebé no serán permanentes, por ejemplo, despertarse a todas horas por la noche. Ayude a Pionono a manejar los ajustes de horarios temporales, ignorando simplemente cualquier treta para conseguir atención extra, usada en este momento. Vuelva a su rutina usual tan pronto como sea posible.

EL ORDEN SOCIAL

La primera prioridad para un animal enfrentado con un nuevo miembro de la familia es determinar quién será el perro (o gato) líder en la relación. Los perros y los gatos viven de acuerdo con un “lugar en la jerarquía”, es decir, un código no escrito de jerarquía en sus relaciones. Para la mayoría de los animales no es realmente importante quién es el líder; sólo marcar la jerarquía. Cuando tiene una mascota o varias, su propio lugar en el orden social de la familia debe ser claro: USTED siempre debe ser el animal líder en su familia. Esto será muy importante a medida que se aproxime la llegada de su bebé. Cuando su lugar como líder de la familia está seguro y está claro de que el bebé le pertenece a usted, Pionono no debería cuestionar la importante jerarquía de su bebé en su hogar.

  • NOTA: Si Pionono tiene una actitud demasiado protectora con usted o su casa, o si es un poco agresivo con sus juguetes y su comida, o si es sabido que fue agresivo con otros animales, o cuestiona su jerarquía de líder, entonces es probable que tenga una mascota dominante. En este caso, es muy importante que la jerarquía familiar y las normas del hogar sean firmemente establecidas antes de llegar su bebé. Es posible que tenga que solicitar ayuda a un veterinario.

LA PREPARACIÓN —

Refuerce las normas y los modales en su hogar para recordar a Pionono que USTED es quien manda en su familia. Si su mascota no ha aprendido los comandos de obediencia ni los modales básicos, ahora es el momento de empezar.

Vuelva a entrenar a su perro para que se siente y acueste cuando se lo ordene. Este control físico será particularmente importante cuando sus manos estén llenas con su bebé y sus cosas.

Asegúrese de que Pionono comprenda cuándo saltar es apropiado (si es que puede saltar). Si los gatos tienen acceso a cualquier superficie en su casa (mesadas, mesas, etc.), decida qué lugares estarán restringidos después de la llegada del bebé. Comience a entrenar a su mascota ahora para desalentarla a subir a esos lugares. (Pero sea considerado; permita a los gatos subirse a un lugar alto en su casa). Sólo se debe permitir saltar a los perros cuando se lo ordenen.

Si a Pionono le gusta pasar tiempo en su regazo, enséñele a pedir permiso antes de saltar. No tiene que impedir que Pionono suba a su regazo por completo; simplemente, limite el acceso a esos momentos cuando le puede brindar toda la atención y todo su regazo. No habrá lugar para su bebé Y para su mascota (¡las madres embarazadas ya lo saben!).

Enseñe a Pionono que su voz, su mirada y su presencia también son formas positivas de atención y que no siempre necesita acariciarlo para demostrar su afecto. Puede hacerlo simplemente hablando con calma y agradablemente a Pionono cuando descansa o se sienta a sus pies. Llame a Pionono por su nombre; sonría y mírelo a los ojos. Lea otros folletos en la serie de SmartHeartsm para una información detallada sobre cómo entrenar gatos y perros.

Insista en que su mascota se comporte bien desde el principio. No acepte ningún aullido ni gruñido ni comportamiento agresivo para tratar de ganar su atención. Pero ponga de su parte también; dedíquele mucho tiempo y atención cada vez que pueda, ¡pero no cuando Pionono la exija!

Planifique cortos periodos de recreación, snacks y abrazos con Pionono, con Y sin su bebé en el cuarto. Las comidas se deben comer en la misma sala y a la misma hora, si es posible.

Enseñe a su mascota desde el principio lo que debe y no debe recoger. Cuando su perro tenga algo inapropiado en su boca, quíteselo y diga firmemente: “¡Déjalo”! Si en cambio Pionono tiene un juguete que puede usar en su boca, haláguelo mucho enseguida. ¡La regla general dice que lo que usted no quiera que termine en la boca de Pionono no debe dejarlo en el suelo!

Aliente una relación positiva entre sus “niños” haciéndolos participar en actividades que todos puedan disfrutar. Siéntese en su silla favorita junto a una ventana soleada, con su bebé en su regazo y su gato sobre
una mesa al lado de usted; ¡podrá acariciar a ambos al mismo tiempo! Camine con su bebé en un cochecito y su perro con su correa, tal como lo hizo antes de que el bebé llegara. Comparta los horarios de las comidas. Y cuando su bebé reciba una golosina o un juguete, asegúrese de que Pionono tenga algo lindo para gratificarse también. Hay lugar en su familia para todos, entre ellos su nuevo bebé y su mascota.