Education Center

EL CUIDADO GENERAL DE LAS MASCOTAS

LAS NECESIDADES BÁSICAS DE SU MASCOTA

  • La llegada de su mascota a su casa
  • Cuidados físicos generales
  • Cómo entrenar a su mascota para que haga sus necesidades fuera de la casa

Gracias por elegir a su nueva mascota entre los innumerables animales no deseados que recibimos cada año. Un gran porcentaje de los animales abandonados en las calles y entregados a los refugios provienen de personas que no comprendieron que se debe atender a una mascota de forma responsable. ¡A diferencia de un electrodoméstico, un perro o un gato no vienen con una “etiqueta de instrucciones para la atención y el uso” pegada a una pata trasera!

Para poder prepararse, lea las sugerencias y los recordatorios siguientes sobre la atención básica de su mascota. Usted necesitará educarse mejor, pero esto solo es el comienzo. Esperamos que usted y su mascota disfruten todos los beneficios de la compañía mutua. Sin embargo, la única forma de hacerlo es PREVENIR los posibles problemas antes de que se conviertan en un verdadero dolor de cabeza.

Ya sea que usted adoptó un cachorro o gatito o una mascota adulta, debe recordar que tiene un pasado. La breve vida de un cachorro puede haber incluido ya varios “hogares” y muchos sonidos, olores y rostros confusos. Su hogar sólo será otro lugar aterrador a menos que usted se ocupe de que su mascota se sienta cómoda allí. Una mascota adulta ya fue rechazada por al menos otra persona, entonces necesitará reasegurarse de que puede confiar en ESTA persona y que este HOGAR será para siempre. Como un niño, su nueva mascota necesita saber que será alimentada, protegida y amada… y amar a una mascota incluye enseñarle lo que significa un “hogar” y cómo comportarse allí.

La llegada de su mascota a su casa

Su nueva mascota no sabrá automáticamente que el hogar de usted también es SU hogar. Si es posible, lleve a su nueva mascota a su casa en algún momento en que también tendrá tiempo para quedarse, como un fin de semana o vacaciones, lo cual ayudará a ambos a acostumbrarse a “lo nuevo”.

También necesitará hacer algunos preparativos; una planificación anticipada puede ayudar a evitar el caos. Su nueva mascota necesitará:

Su propio espacio para dormir o camita.
Platos para la comida y el agua (sólidos e irrompibles).
Juguetes (irrompibles y demasiado grandes para que los pueda tragar).
Un collar con chapitas de identificación (la vacuna de la rabia y la licencia del condado, si es una mascota adulta).
Una correa.
Una caseta o refugio (si el perro vivirá afuera).
Una caja y piedritas higiénicas para gatos.

Si estos artículos fueron usados por otra mascota, es posible
que la nueva no quiera usarlos. El olor de otra mascota
podría indicar “acceso prohibido”.

Cree un entorno seguro en su casa para su mascota. Las
mascotas pueden masticar y tragar cualquier cosa por
curiosidad, entre ellos tachuelas, venenos, cables eléctricos,
adornitos de Navidad, hebras, mecates y juguetes muy
pequeños o que se pueden desarmar. Usted debe darse
cuenta de que todo lo que podría ser peligroso para un bebé
que gatea lo es para una mascota.

Presente la nueva mascota a otros animales del hogar
de a poco.
Esto les permite familiarizarse con los olores antes
del primer encuentro. Luego, permítales conocerse
mutuamente bajo su supervisión. No se inmiscuya a menos
que exista un peligro real de que se lastimen (hágalo
arrojando una toalla o manta encima del animal más
grande).
Permita que la mascota tenga tiempo y un lugar para
estar tranquila.
Demasiada actividad demasiado rápido es
desorientadora. Los cachorros y gatitos necesitan aún más
tiempo de descanso; como todos los bebés, se cansan
rápidamente y quieren dormir y descansar. Por ello, no
permita que su familia y sus amigos agoten a la nueva
mascota con su entusiasmo.

Cree un lugar privado que la mascota pueda considerar
como propio.
Cualquier mascota se adaptará más
fácilmente a su nuevo hogar si tiene un lugar donde
refugiarse. Asigne un lugar propio para su mascota, con una
camita, una manta limpia o una toalla grande para que se
acomode. Si pone música suave o un programa de radio, o
deja un juguete favorito cerca, hará que esta área sea
cómoda y segura.

Un cachorro o gatito pueden extrañar a sus hermanitos o
compañeros del refugio al principio, y pueden llorar por la
noche. Para calmarlos, ponga la camita cerca de un reloj que
haga tictac y deje la radio encendida. Envuelva una toalla
alrededor de una botella bien cerrada con agua tibia y
póngala en la camita para que su mascota se pueda
acurrucar contra ella.

Pulgas y garrapatas. La prevención de las pulgas y garrapatas
puede demandar mucho tiempo, pero los resultados bien
valen la pena. Para ello, se pueden usar baños desinfectantes,
aplicaciones tópicas en un lugar, sprays, píldoras, polvos,
champúes y collares. Se ha comprobado que los baños y las
aplicaciones tópicas son los más eficaces, mientras que los
collares son los menos eficaces. Lea atentamente las
instrucciones y tenga cuidado cuando combina productos.
Asegúrese de que el producto indique específicamente que es
apropiado para su mascota. Consulte con su veterinario
sobre los productos apropiados para ella.

Como estas plagas pasan en realidad muy poco tiempo
sobre la mascota, puede controlarlas efectivamente
manteniendo el entorno de su mascota libre de pulgas y
garrapatas. Pase la aspiradora con frecuencia y bote la bolsa,
o use productos antipulgas cuando lo haga. Mantenga la
camita y otras áreas favoritas de su mascota sin pulgas ni
garrapatas. Controle a su mascota diariamente para ver si
tiene pulgas.

Cepillado. Programe una sesión diaria regular de cepillado
con su mascota para ayudarla a socializarla, detectar los
posibles problemas de salud y mantenerla limpia y
desparasitada.

Cepillar diariamente a su mascota reduce las mudas de
pelos y las plagas de CUALQUIER mascota, y es una tarea
obligatoria para las mascotas de pelo largo. Pero sea honesto
consigo mismo y su mascota. Si le parece difícil cepillar
constante a su mascota, haga citas regulares con un
profesional reconocido. El pelo se puede enredar fácilmente
y puede ser difícil quitarlo sin causar dolor a su mascota.

Cepille suavemente a su mascota, en particular en las
áreas enmarañadas. Mire si tiene problemas de piel o áreas
peladas, si le supuran la nariz o los ojos, o si hay hinchazón,
puntos débiles, dientes rotos, uñas rotas o encarnadas, o algo
inusual. Si observa un problema, consulte con su veterinario.
Con frecuencia, limpie los dientes y recorte las uñas de su
mascota. Su veterinario puede ayudarle con los productos y
la programación.

Mantener a su mascota limpia no significa necesariamente
bañarla porque demasiados baños pueden resecar la piel.
Cuando bañe a su mascota, ponga unas gotas de aceite
mineral en los oídos para evitar que se llenen de jabón. Use
agua tibia y enjuague con cuidado. Cuando hace frío,
mantenga a su mascota dentro de la casa o asegúrese de que
esté bien seca antes de salir afuera. Consulte con su
veterinario los champúes especiales para piel seca o
antipulgas.

Dieta. Hay una variedad interminable de alimentos
comerciales bien equilibrados en el mercado: secos,
húmedos y semihúmedos. En general, lo mejor es una comida
seca de buena calidad, pero hable con su veterinario sobre
qué tipo y qué cantidad son los más apropiados para la edad
y el estado de salud de su mascota.

Evite dar a su mascota cualquier tipo de hueso de carne,
en particular pollo, porque su mascota se podría sofocar o
sufrir lesiones internas. Y hasta podría pensar que los restos
de comidas y los dulces son sabrosos. Pero “la comida de los
humanos” no solo interfiere con una dieta saludable, sino que
también podría causar complicaciones dolorosas. Siga una
dieta específicamente pensada para su mascota.

Asegúrese de que su perro o gato siempre tenga agua
limpia y fresca disponible. La leche a menudo altera el
delicado sistema digestivo de un gato y no debe constituir su
fuente principal de líquidos.

Entrenamiento

Cualquiera sea el lugar donde adoptó a su nueva mascota y
la edad que tenga, debe entrenarla en forma coherente y
paciente y entender el comportamiento animal. Las mascotas
aprenden por repetición, asociación y gratificación
inmediata; por lo tanto, el tiempo que pase con su mascota
se relacionará directamente con la rapidez y facilidad de su
entrenamiento.

Si su nuevo perro es adulto, puede estar entrenado ya,
quizás con un método distinto, lo cual puede hacer que el
entrenamiento sea más rápido, o que tarde más tiempo. Sea
paciente, empiece desde el principio y se sorprenderá de
cuánto pueden aprender JUNTOS.

Cómo entrenar a su mascota para que haga sus
necesidades fuera de la casa. Su mascota necesita estar
saludable antes de comenzar a entrenarla. Los parásitos u
otros problemas pueden impedir que su mascota controle su
evacuación. Si su mascota “se olvida” después de haber sido
entrenada completamente, determine si hay problemas de
salud antes de corregir el comportamiento.
El aspecto más importante de cualquier entrenamiento
animal, en particular para que la mascota haga sus
necesidades afuera, es que usted la elogie cada vez que haga
lo correcto en el lugar correcto en el momento apropiado. Los
expertos en entrenamiento están de acuerdo en que nunca
hay una excusa para golpear o gritar a una mascota;
simplemente, no funciona de esa manera.
Si ve a su mascota haciendo sus necesidades en la casa,
diga “NO” enfáticamente y lleve enseguida a la mascota al
área donde debe hacerlas. Aliéntela a hacerlas en ese lugar
usando la orden que haya elegido. Elimine los olores del
lugar del accidente o su mascota volverá al mismo lugar en
el futuro.

Si encuentra las necesidades de su mascota después de
haberlas hecho, no trate de corregirla porque no
comprenderá la relación, a menos que la reprima justo antes.
Cuando no puede estar en su casa y su perro no está
completamente entrenado, déjelo en un lugar donde no
importe que haga sus necesidades.

Para su gatito. Mantenga la caja higiénica limpia
eliminando los residuos al menos una vez por día; dos veces
es mejor. También deberá botar regularmente las piedritas en
un bote de basura más fuerte (no su excusado). Lave la caja
con agua jabonosa y séquela bien, y agregue piedritas
frescas al menos una vez por semana en las cajas higiénicas
donde no se pueden recoger las necesidades.

Coloque la caja higiénica en un lugar privado, de fácil
acceso/escape. No la ponga en lugares de mucho tráfico ni
cerca de la camita o comida de su gato. Su gatito prefiere la
privacidad, no un desfile de personas, alrededor de este lugar
tan importante.

Al comienzo, lleve a su gatito a la caja higiénica cuatro o
cinco veces por día en su casa. Póngalo sobre las piedritas y
aléjese para que tenga privacidad. Elógielo afectuosamente
cuando use la caja o cave simplemente en ella.

Las oportunidades ideales para estos recordatorios son
cuando el gatito se despierta de sus siestas, o unos diez
minutos después de las comidas y después de jugar mucho.
Si su gatito parece confundido o nervioso, haga ligeros
movimientos para cavar en las piedritas con sus dedos.
Nunca reprenda ni obligue al gatito a quedarse en la caja. Si
su gatito asocia la caja higiénica con experiencias negativas
y atemorizantes (ruidos fuertes y voces agresivas), podrá llegar
a evitarla por completo.

Para su perro. Es mejor que decida cómo entrenará a su
perro para que haga sus necesidades afuera de acuerdo con
su modo de vida. Cualquiera sea el sistema que elija, con
papel, una jaula y fuera de la casa, los cuales son las tres
opciones usuales, deberá seguirlo siempre. Por supuesto,
cada método tiene sus pros y sus contras pero, cambiar de
uno a otro, confundirá a su perro y todos se sentirán
frustrados.

La rutina es un elemento importante en la vida de un perro
y es particularmente esencial para un entrenamiento efectivo.
Haga que su perro (y usted) sigan un programa diario de
alimentación, ejercicio, recreación y descanso. Los cachorros
y perros necesitan usualmente orinar antes de ir a dormir por
la noche, después de despertarse y hacer ejercicio y unos 20
minutos después de comer.

En esos momentos, dé una orden alentadora y corta, tal
como “¿Quieres salir?”. El sonido debe ser distinto de otras
órdenes para que su perro pueda asociarla con la necesidad
física de orinar. Lleve a su perro al “baño” designado y
quédese allí para alentarlo a que orine y supervisarlo.
Elógielo enseguida por haberlo hecho bien.
Cualquiera sea el método que utilice para entrenar a su
perro, siempre es importante que éste haga ejercicios
caminando o jugando adentro de la casa. El ejercicio diario
es esencial para la buena salud y las “buenas maneras” del
perro.

Ansiedad causada por la separación. Algunos perros se
ponen ansiosos cuando los dejan solos, lo que a menudo los
hace masticar objetos, aullar, ladrar y hacer sus necesidades
en la casa. ¡Cuando su perro llega a su hogar por primera
vez, es lógico que se preocupe pensando que usted no
volverá! Para tranquilizar a su perro, ayúdelo a acostumbrarse
a quedarse solo.

Salga de la casa con una actitud positiva, ¡no se sienta
culpable ni se escape! Tome sus llaves, su abrigo o bolsa,
diga adiós de modo tranquilo, dé una vuelta a la manzana en
auto y vuelva enseguida. Aumente gradualmente el tiempo
que está fuera de la casa, quizás haciendo trámites cortos y
volviendo. Cada vez que regrese, sea amable y positivo, pero
no abrume a su perro con su atención. Éste se sentirá más
cómodo al tener la certeza de que usted volverá siempre.

Obediencia básica. Para disfrutar verdaderamente las
muchas ventajas de tener una mascota, le recomendamos
que usted y ella pasen algún tiempo juntos tomando una
clase de obediencia, la cual tendrá que ver con todos los
aspectos de su relación mucho después de terminar la clase.

Muchos entrenadores ahora están de acuerdo en que un
entrenamiento efectivo se logra principalmente con
recompensas positivas físicas y verbales. Cuando seleccione
la clase, trata de encontrar una que reafirme una interacción
positiva entre la persona y la mascota y los elogios verbales
(o físicos) en vez de los castigos. La mayoría de los
entrenadores requieren una correa de unos seis pies, un
collar y sesiones diarias de media hora de práctica en la casa.
Los materiales pueden variar.

Las clases de obediencia son ofrecidas en muchas
comunidades en clubes, refugios de animales o veterinarios.
Consulte con su refugio local o su veterinario respecto de los
recursos disponibles en su área.

Cómo hacer para que su perro se socialice. Un perro bien
entrenado necesita más que una asistencia perfecta en la
clase de obediencia. Un perro socializado está acostumbrado
a estar con la gente y comprende una conducta correcta en
diversas situaciones. Sabe cómo comportarse en un mundo
de humanos, es menos suspicaz y temeroso de la gente, y es
menos probable que muerda.

Su perro puede adoptar estos “buenos modos”
participando de las actividades diarias de usted. Si lo aísla es
un patio cercado, no podrá recordar constantemente a su
mascota sus buenos modos. Expóngalo a una variedad de
situaciones y personas por medio de caminatas supervisadas
cuidadosamente en el parque o visitas con amigos. Planee
jugar con su mascota al menos 15-20 minutos por día; ella
solo necesita jugar a la pelota o caminar con una correa con
USTED. Su perro quiere estar con usted, y su tiempo bien
valdrá la pena con una mascota que hace muchos ejercicios
y está bien adaptada, ¡lo cual es bueno para USTED también!

Un hogar feliz

Nada sustituye la responsabilidad. Edúquese y esté preparado para las sorpresas y emergencias, entre ellas un plan de evacuación en caso de catástrofes. Planee de antemano antes de llevar a su mascota con usted a hacer sus mandados diarios. Su mascota no está preparada para soportar calor o frío excesivos; no la deje en el auto, aun si sólo se ausentará unos minutos. Sus planes pueden cambiar de improviso y su mascota podría correr un gran peligro en un periodo muy corto de tiempo. Proveer un entorno seguro y confiable para su mascota ayudará a todos a sentirse más seguros.